________________________________

 ____________________________

___________________________

___________________________

__________________________

__________________________

____________________________________

____________________________________

jueves, 2 de abril de 2015

EL TRANSPORTE FLUVIAL Y MARITIMO PASA AL MINISTERIO DE ECONOMIA




El transporte fluvial y marítimo pasa al Ministerio de Economía

Se jerarquiza la logística por agua al ubicarla en un plano geopolítico y estratégico

El Ministerio del Interior y Transporte perdió el manejo del transporte fluvial y marítimo, que pasó a la cartera de Economía, según lo establecido por los decretos 441 y 442/2015. La transferencia, y su consecuente jerarquización con la creación de una Secretaria de Coordinación y Mejora de la Competitividad de la que dependerá una nueva Subsecretaria de Puertos y Vías Navegables abre nuevas expectativas para el sector.
"La presidenta Cristina Fernandez de Kirchner ha tomado una decisión trascendente de poner al sector marítimo en un plano geopolítico y estratégico. Otro gran acierto fue incorporar a los sectores industriales. Es una concepción filosófica que concibe a la logística como un aspecto esencial de la competitividad de la economía y como un motor de la industria. Ese es el mensaje más fuerte de esta determinación, darle a la logística por agua un significado geoestratégico y no meramente un instrumento de transporte", dijo a Transport & Cargo Horacio Tettamanti, subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación.
La Secretaria de Transporte seguirá en Interior y Transporte y se encargará de la modalidad carretera, aérea y ferroviaria, a través de sus subsecretarias respectivas.
La decisión presidencial significa un sustento para la posición de Tettamanti en cuanto a la estrategia de desarrollo para el sector. Más concentrado en la solución ferroviaria, Randazzo no solo desatendió los temas marítimos, portuarios, y de industria naval. También se ocupó de bloquear las distintas iniciativas que partían de la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables. Como prueba de tal posición se suele destacar que, en noviembre, Tettamanti tenía los votos de la mayoría de los representantes portuarios del continente para alcanzar la presidencia de la Comisión Interamericana de Puertos de la OEA. Sin embargo, no lo logró porque Randazzo no le autorizó la compra de su pasaje a Washington.
Menos complicado
"El traspaso será menos complicado en esta oportunidad. Solo hay que encontrar el cajón con los expedientes que Randazzo tiene paralizados y mandarlo a Economía", señaló a este medio un experimentado funcionario de carrera de la Secretaría de Transportes.
Otro punto que inclinó la balanza a favor de Tettamanti fueron los efectos de la resolución 1108/2013. La norma estableció que las cargas de exportación que salen de puertos argentinos solo podrían ser transbordadas en otras terminales nacionales o de miembros del Mercosur con los que mantiene acuerdos de transporte marítimo. Esto significaba que Uruguay quedaba afuera.
Cuando se dictó la norma, desde la subsecretaría de Puertos se adelantó que en un principio podría registrarse una baja de cargas, pero cuando los armadores y líneas marítimas vieran que la 1108 llegaba para quedarse, reformularían sus planes de negocio. La predicción se cumplió. Durante los primeros meses, no pocos afirmaron que la norma había fallado, que Tettamanti dejaba el cargo, y que todo volvía a fojas cero. La vuelta del servicio regular de MSC con buques porta contenedores a Mar del Plata tras 34 meses de inactividad, y el posterior desembarco de Hamburg Süd en Rosario puso las cosas en su lugar. En este último caso, la naviera alemana llegó a los muelles rosarinos con un buque de bandera brasileña y, por primera vez, se gatilló el acuerdo bilateral que pone en valor el principio de reserva de carga regional.
Desde la Mesa Nacional de Concertación de la Industria Naval, se señaló que esta medida "confirma la trascendencia del transporte fluvial y marítimo, de la flota mercante de cabotaje y ultramar y de la industria naval - tanto de la construcción y reparación - como un eje vital en el desarrollo de los aspectos vinculados a las cuestiones de competitividad que requiere la producción en la Argentina". Los industriales le pidieron audiencia al Ministro Axel Kicillof, con el objeto de poner a su disposición la capacidad de trabajo, conocimiento y compromiso de todas las organizaciones sindicales, empresarias, académicas, profesionales y organizaciones sociales que la integran.

 AGUSTIN BARLETTI
CRONISTA



No hay comentarios:

Publicar un comentario