________________________________

 ____________________________

___________________________

___________________________

__________________________

__________________________

____________________________________

____________________________________

jueves, 20 de noviembre de 2014

ESPERANDO UNA DEVALUACION QUE NO LLEGO, EL CAMPO PERDIO 2 MIL MILLONES DE DOLARES



Soja y especulación
Por Julia Strada / CEMA 
La politóloga e integrante del Centro de economía política (CEPA), Julia Strada, trae una nueva entrega de Economía para todos. En este caso la especulación y la retención de la cosecha por parte de sectores agrícolas tenía como objetivo presionar y esperar para obtener una devaluación y de esta manera tener más ganancias por cada grano de soja que venden al exterior. Pero la caída del precio internacional de la soja les jugó una mala pasada.

Se suele pensar que el peso del agro en el PBI es muy significativo y muchos se animarían a decir que la producción agrícola en Argentina es la principal del país. Sin embargo la realidad es que no representa más del 10% del producto bruto interno, y en el caso de la producción de soja solamente es el  4,5%.

El sector agrícola concentra el 60% de las exportaciones de Argentina y solamente los que producen soja concentran el 26% de las exportaciones del país, o sea tienen prácticamente dos tercios de los dólares que ingresan al país, ¿Por qué esto es tan importante? Porque este sector tiene  una capacidad única para frenar el proceso económico si retiene la cosecha y si entonces retiene los dólares.

¿Por qué los dólares son tan importantes en una economía que quiere ser independiente y que quiere industrializarse? Porque una economía que necesita desarrollarse tiene que importar, tiene que comprar del exterior aquellos bienes que no produce localmente, tiene que comprar insumos, maquinas, herramientas, bienes intermedios y también energía. Hasta julio de 2014 solamente se exportó el 50% de la cosecha, mientras que otros años como en  el 2011 para la misma altura del año ya se había exportado prácticamente el 80% de la cosecha, la pregunta es ¿Por qué decidieron no vender? La realidad es que estaban presionando y esperando para obtener una devaluación y de esta manera tener más ganancias por cada grano de soja que venden al exterior.

Los que marcan la cancha en esta operatoria son un puñado de grandes exportadores que tienen la capacidad de esperar para vender, algo que no pueden hacer los pequeños productores. Pero paralelamente a esto el precio de la soja cayo prácticamente un 50% respecto a su valor máximo  en el año 2013, hoy estamos en el valor más bajo de la soja de los últimos 6 años. Entonces retuvieron la cosecha pero el precio de la soja cayó ¿cuánto dejaron de ganar? Se estima que prácticamente fue de 2000 millones de dólares.

Si hubieran exportado en el mes de mayo hubieran obtenido 4.400 pesos por tonelada, si exportaran hoy obtendrían 3000 pesos por tonelada. Ahora como no pueden controlar el precio internacional de la soja, si pueden ejercer presión para alterar el tipo de cambio local y presionar para una devaluación. Hoy necesitarían un dólar a 13 pesos para conseguir la misma cantidad de pesos por tonelada que hubieran conseguido si exportaban en el mes de mayo  ¿sabes cómo quieren compensar eso que dejaron de ganar? Adivina! Te la quieren sacar de tu bolsillo, porque cada vez que hay una devaluación los precios aumentan y tu salario vale menos .




No hay comentarios:

Publicar un comentario