________________________________

 ____________________________

___________________________

___________________________

__________________________

__________________________

____________________________________

____________________________________

miércoles, 28 de mayo de 2014

COMO SE EVADE Y LAVA DINERO EN EL COMERCIO CEREALERO




EVASION Y LAVADO: UNA CADENA DE VALOR CON POCA TRANSPARENCIA.

En el comercio de granos, el fraude fiscal es una práctica muy extendida

 Los organismos estatales de control tributario lo han descubierto en exportadoras, corredores del mercado interno y acopiadores.

Tanto en el segmento de la producción como el de la comercialización, las organizaciones estatales vinculadas a la fiscalización tributaria detectaron y documentaron en los últimos años una importante cantidad de casos que ponen en evidencia altos niveles de evasión en la actividad agropecuaria, siendo el comunicador denominador las millonarias cifras implicadas en las maniobras.

En lo que respecta a las ventas externas de granos, una de las modalidades más habituales tiene que ver con la triangulación. En noviembre del año pasado, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) desactivó una maniobra estimada en 250 millones de pesos por parte de Molinos Cañuelas, operación que incluía la simulación de ventas a una subsidiaria de esta firma en Uruguay cuando en realidad la mercadería no tocaba suelo oriental, sino que se destinaba al mercado asiático y africano. Previo a ello, ya en 2011, el organismo tributario había suspendido a tres multinacionales –Cargill, ADM Argentina y Toepfer– al detectar que las cerealeras realizaban una "planificación fiscal nociva" que incluía triangulaciones y uso de paraísos fiscales en operaciones financieras. Monsanto fue otra de las multinacionales suspendidas del Registro de Operadores de Granos de la AFIP, al detectarse una evasión cercana a los 70 millones de pesos en el Impuesto a las Ganancias.

De todos modos, las maniobras de evasión no son propiedad exclusiva de los grandes exportadores, sino que se encuentran también en segmentos de la intermediación comercial. En este sentido, en diciembre pasado el fisco realizó una serie de operativos sobre 155 corredores de granos, en los que detectó una evasión cercana a los 130 millones de pesos. Por su parte, en 2012 la justicia de Córdoba detuvo a siete personas –entre productores, acopiadores y hasta un contador– por supuesta evasión impositiva y lavado de activos en una causa donde la justicia federal de Villa María investiga la comercialización ilegal de soja por 1000 millones de pesos.

El viernes último, en tanto, tomó estado público un caso que vinculaba la evasión en el agro con el automovilismo: una importante firma cordobesa utilizaba facturas apócrifas para publicidad en automovilismo y entre los domicilios allanados se encuentra el de la familia del piloto Matías Girolami. Según informó AFIP, las maniobras ilícitas alcanzarían los $ 400 millones. Los operativos se realizaron en Córdoba y Santa Fe, donde se obtuvieron pruebas que demuestran "la venta de facturas apócrifas relacionadas con la publicidad en autos de carrera en las categorías líderes del automovilismo como SúperTC2000 y TOP RACE", indicó el organismo.

En materia de cumplimiento fiscal, otra de las asignaturas pendientes tiene que ver con la contribución a la seguridad social. Si bien las diferencias entre el tipo de explotación agrícola no permiten generalizaciones, en los últimos años salieron a la luz flagrantes casos de informalidad laboral en el agro, en especial sobre los trabajadores golondrinas, lo que motivó la sanción del nuevo estatuto del peón rural. Para mejorar la fiscalización del vínculo laboral se eliminó el Renatre, organismo que conformaban la UATRE (el sindicato de los peones rurales) y la Mesa de Enlace, y su remplazo por el Renatea.

EQUIPO DE ECONOMIA / TIEMPO ARGENTINO



No hay comentarios:

Publicar un comentario