________________________________

 ____________________________

___________________________

___________________________

__________________________

__________________________

____________________________________

____________________________________

miércoles, 30 de julio de 2014

FONDOS BUITRES: CONOZCA A UNO DE LOS DELINCUENTES DE GUANTE BLANCO QUE EXTORSIONA A LA ARGENTINA



¿Hay que pagarle? Lo echaron de Rusia, Belice y Brasil. Renunció a la ciudadanía norteamericana para no pagar impuestos y está investigado por la AFIP por evasión. Actualmente es ciudadano de las Islas Cayman.


Kenneth Dart, el buitre que tiene una fábrica de vasos en la Argentina

Lo echaron de Rusia, Belice y Brasil. Renunció a la ciudadanía norteamericana para no pagar impuestos. Instaló su empresa de vasos plásticos en Argentina, donde tampoco quiso pagar las cargas fiscales y fue llevado a la justicia por la AFIP.

Kenneth Dart inició sus actividades con Dart Container (sigue figurando en su página de internet como uno de los eslabones de su holding), pero amplió sus negocios. Con el apalancamiento financiero de los vasos de telgopor, comenzó a aportar a otro de los sectores en expansión en la Estados Unidos de los 70: el inmobiliario.

Dart se especializó en comprar y vender hipotecas, especialmente las que estaban por caer por falta de pagos. En esos días conoció la especulación financiera como fuente de rentabilidades mágicas, muy por encima de la complicada y honesta actividad de producir vasos de telgopor.

Su decisión de evadir sus obligaciones fiscales provocaría, como a Al Capone, la única persecución seria por sus actividades y lo llevaría a un exilio forzado para evitar la cárcel. El organismo recaudador norteamericano le reclamó u$s200 millones por evasión de impuestos, monto que por su nivel requería prisión efectiva.

Millonario al fin y con reservas de miles de millones de dólares a comienzos de los 90, Dart decide no recurrir a los tribunales norteamericanos para explicar su situación fiscal y eventualmente evitar la cárcel por el pedido de IRS, y decide un exilio impositivo en dos paraísos fiscales que serán en adelante sus residencias: las islas Caimán, su lugar para hacer negocios, y Bélice, su lugar para intentar la política y la diplomacia.

Luego, como la fábula del escorpión, compraría bonos de ese Estado cuando, al borde del precipicio el Gobierno de ese país remató parte de su deuda. Dart hoy le hace juicio a Bélice buscando otro negocio millonario.

En 1992, ya desde el Caribe, hace la mayor operación de su vida: "negoció con el Gobierno brasileño de Fernando Collor de Melo en Brasil, que se le pagaran unos u$s 955 millones por una deuda original de u$s375 millones.

Por esta operación sería declarado "enemigo de Brasil" y se le prohibió durante el Gobierno de Fernando Henrique Cardoso cualquier tipo de negocio en ese país. Fue por este motivo que a comienzos de la década del 90 decidió que la planta de vasos térmicos se ubicara en Pilar, Argentina.

Repitió luego la operación en Turquía, Kazajastán y Ecuador, previo a comenzar con su aventura local. Antes intentó participar de la bonanzas de las privatizaciones en la Rusia poscomunista, lo que derivó en que su vida misma corriera peligro: la mafia moscovita no le perdonó algunos movimientos poco claros y, según la Policía de Florida, su casa de Sarasota sufrió un incendio intencional provocado por sicarios enviados desde Siberia.

Se estima que Dart tiene bonos en default por aproximadamente u$s2.000 millones nominales, distribuidos en diferentes fondos especulativos. Sólo lo supera Paul Singer, con unos u$s2.500 millones.

FUENTE: INFOJUS / IPROFESIONAL



No hay comentarios:

Publicar un comentario