________________________________

 ____________________________

___________________________

___________________________

__________________________

__________________________

____________________________________

____________________________________

domingo, 4 de mayo de 2014

DICEN EN LOS PASILLOS... VERSIONES DE UNA "MANO NEGRA" EN EL PUERTO




DRAGADO CHINO: EN EL PUERTO DE MAR DEL PLATA, SI. EN PUERTO QUEQUEN, NO. ALGO ESTA PASANDO Y NO ES BUENO.


Comprometida situación en Puerto Quequén

La draga Jan Hung 4011 llegó a la estación marítima hace unos días, pero sin embargo no puede trabajar porque no se lo permite la Aduana. ¿Qué está pasando?

La misma empresa que debe realizar el trabajo de dragado (perteneciente al Estado Chino) tiene otra draga trabajando en el Puerto de Mar del Plata. Allí, también la Aduana habría intervenido con un fuerte requerimiento fiscal, sin embargo se le habría otorgado un permiso para que desarrolle su labor.

Evidentemente, la empresa china no cumple con los requisitos fiscales pertinentes, pero los antecedentes indican que no debieran ser un impedimento para que en el mientras tanto se comience con el atrasado trabajo de dragado en el canal de acceso.

La draga que esta amarrada en el giro 6 está actualmente interdicta por la autoridad fiscal, sin permiso de trabajar. Análoga es la situación de la embarcación del Puerto de Mar del Plata que, también interdicta, cuenta con permiso de trabajar.

El administrador de la Aduana local tiene la potestad de autorizar en forma extraordinaria el comienzo del dragado inmediatamente. Pero no lo hace. Los motivos, la dureza de la posición, se desconoce.

Los memoriosos recuerdan que la draga ucraniana Pereskowsky trabajó diez años en la misma situación de interdicción, lo que abre camino a las suspicacias.

Acá no la dejan trabajar. Es decir, el administrador ante la falta de papeles de la draga puede permitirle trabajar hasta que vayan completando las cuestiones administrativas faltantes.

En paralelo, el circuito productivo de la región está inquieto. Las empresas, los productores, los miles de trabajadores que dependen del movimiento portuario esperan cada día con menos paciencia.

Para el próximo lunes, ya está fijada una medida de acción directa de los gremios portuarios (camioneros, SUPA, ATCADE, ATCOA, URGARA, UATRE, etc.). Los sindicatos preparan una gran movilización a la sede de la Aduana y al Consorcio de Gestión de Puerto Quequén.

Los rumores señalan para arriba y hablan de una "mano negra". Concretamente, se habla de autoridades provinciales y hasta nacionales. Si se confirma la versión, la situación es más seria de lo que se supone.

Es absolutamente correcto que el Estado diga presente en este rubro fundamental. El ejercicio de la soberanía nacional es una obligación inherente de los funcionarios a cargo de estos menesteres, máxime cuando se trata del cumplimiento de los cargos aduaneros que trazan las leyes vigentes.

Pero también es fundamental para quienes ejercen la función pública una cuota de racionalidad, que conjugue los intereses financieros y fiscales con la necesidad de trabajo de la gente, como un manera de garantizar la paz social.


Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM





No hay comentarios:

Publicar un comentario